Publicado el

Raza Perro Lobo: no queremos que el perro lobo lo sea

La raza perro lobo americano no existe, ya que no lleva libro cerrado de orígenes. Tenemos razones de peso para pretender que siga de ese modo. Las razones no te dejarán lugar a dudas

Para poner el ejemplo en humanos

si los apellidos humanos fueran razas como los perros, nos veríamos de este modoAntes de avanzar sobre la raza perro lobo americano, analicemos cómo sería en nosotros los humanos si decidiéramos forzar a las familias a “purificar su estirpe”.

Un apellido identifica a todos los humanos descendientes de un determinado clan o familia. Por ejemplo el apellido Etxegoyen viene del idioma euskera y significa “la casa de arriba”. Probablemente en su origen era para identificar a la familia que habitaba en determinada vivienda de los montes. En el euskera encontramos muchos apellidos que significan casa de arriba, casa de la montaña, casa nueva etc.

Otro ejemplo son los muy comunes apellidos terminados en el genitivo ez, como Rodriguez, Martinez, Álvarez, etc. En la antigüedad identificaron a los descendientes de Rodrigo, Martín, Álvaro, respectivamente.

Similar caso se presenta en pueblos sajones con los apellidos terminados en “son” (hijo). Tales como Peterson (hijo de Peter), Jackson (hijos de Jack), Samuelson (hijos de Samuel) etc.

Cuando se cierra el libro de orígenes

Hasta ahí no hay problemas, porque un Rodriguez podía tener hijos con una Martinez. Sus descendientes seguirían siendo Rodriguez, o Rodriguez Martinez, pero sus genes eran distintos.

Pero si convirtiéramos a los Rodriguez en raza, con las mismas normas con que se debería crear una supuesta raza perro lobo,  una vez conformada la familia Rodriguez, todos estarían obligados a tener hijos con una pareja de apellido Rodriguez. Es decir de su misma “raza”.

Recordemos que todos los Rodriguez descienden de un tal Rodrigo que vivió en la antigüedad. No pasa nada si sus hijos se casaron con mujeres y hombres de otras familias. Pero si estuvieron obligados a casarse entre descendientes del mismo Rodrigo, aunque luego de cientos de generaciones haya miles y miles de Rodriguez en todo el mundo, tendrán todos los mismos genes.

Si tu apellido es, por ejemplo, García, y estuvieras obligado/a a casarte con un/a García, no importa que busques un García que viva en China para importarlo y casarte con él/ ella, porque vivan donde vivan, todos descenderían del mismo origen. Y, teniendo en cuenta que sus padres, abuelos, bisabuelos, etc eran todos García-García, estaríamos ante un grave problema por las enfermedades genéticas que sumarían.

Así sucedió en el pasado con muchas familias humanas

En tiempos en los que la nobleza tenía prohibido engendrar hijos impuros, muchos linajes nobles se extinguieron a causa de las elevadas tasas de mortalidad por enfermedades genéticas. Desde retrasos mentales hasta hemofilia y otros cientos de males.

Las familias que sobrevivieron lo hicieron porque concertaban matrimonios con otras familias nobles. Incluyendo de ese modo genes nuevos en su linaje.

Esto último equivaldría a que la FCI, la ACW, o cualquier otra, permitiera que cada tanto los ejemplares de la raza perro lobo se cruzaran con lobos o ejemplares de otras razas para refrescar sangre. Pero sabemos que ello no está permitido.

¿Por qué usamos este ejemplo tan extremo para hablar de la supuesta raza perro lobo?

Porque para crear una raza perro lobo (o cualquier otra) lo primero que se debe hacer es cerrar el libro de orígenes.

Es decir, primero cruzamos entre parientes cercanos hasta que todos sean similares entre sí genotípicamente y fenotípicamente. Luego inscribimos en lo que se llama libro de orígenes al conjunto de ejemplares que serán los fundadores de la raza, y a partir de allí, nunca más un miembro de esa raza, o sus descendientes, podrá cruzarse con otro que no esté entre los descendientes de esa lista inicial.

Todos serán Rodriguez-Rodriguez, hijos de Rodriguez-Rodriguez x Rodriguez-Rodriguez, los que a su vez descienden de los Rodriguez-Rodriguez con los Rodriguez-Rodriguez. Seguiremos así hasta llegar al puñado de ejemplares originales que se inscribieron en el libro de orígenes antes de ser cerrado.

Cualquier cruce con ejemplares que no pertenezcan a ese limitado juego de genes será considerado mestizo, y por lo tanto ya no pertenecerá a la raza. Y si mintieran en el cruce, falseando los padres al declarar un nacimiento de camada, constituiría un delito.

Si tienes un precioso ejemplar de determinada raza, debes saber que desciende de un puñado de ejemplares que fueron inscritos en el libro de orígenes de esa raza antes de cerrarse el mismo.

Debes saber que, no importa que lo cruces con un ejemplar importado de la isla más lejana del otro extremo del planeta, si pudieras rastrear los ancestros de uno y de otro, encontrarías que por ambas ramas terminas llegando a los ejemplares originales con los que la raza fue fundada.

Esto quiere decir que será altamente consanguíneos, lo cual te garantiza que tendrá camadas con cachorros casi iguales a sus padres. Pero el juego de genes será tan bajo que la cantidad de probables enfermedades genéticas sería muy alta.

La naturaleza es sabia y no le gustan las razas

Quizás conozcas esa mal llamada Ley de Murphy que sostiene el hecho de que cuando deseas cruzar un buen perro de una raza con una buena perra de la misma, ella no se interesa por él, no se deja montar, muerde.

Sin embargo, la perra se escapa de la casa 2 minutos. La monta en ese descuido un mestizo de la otra calle con la plena conformidad de ella. La deja preñada de 15 cachorros mestizos. Esto se debe a que la naturaleza no es tonta, y busca evitar los cruces enfermizos endogámicos.

No pasa nada si dos mestizos se cruzan entre medio hermanos o primos en una oportunidad, porque ellos traían genes diversos. Pero si esa práctica se prolonga por muchas generaciones, sin posibilidad de incorporar genes nuevos, tenemos entonces una raza. Una de esas razas que requieren hacerse decenas de estudios de libre de esto y libre lo otro. Porque son animales que ya nacen prácticamente enfermos.

En estas razas la lucha contra esos males es ardua y triste para perros y dueños. A lo largo de la vida de su mascota tendrán que estar haciendo estudios y cruzando los dedos para que el resultado no les diga que su bebé está comenzando a manifestar una enfermedad genética que lo dejará ciego. O sordo. Quizás paralítico. O que lo llevará a una horrible muerte por malformaciones degenerativas genéticas que empiezan a aparecer en su sistema.

Un capricho endogámico de los criadores en su afán de obtener animales perfectamente iguales unos a otros, que los perros y sus dueños pagarán con sufrimientos. Y los veterinarios que apoyan este sistema de crianza facturarán suculentamente.

Es por esto que no queremos que el perro lobo americano se convierta en raza. Lo queremos longevo. Libre de enfermedades genéticas. Fuerte, feliz como lo creó la sabia naturaleza

no son raza perro lobo, y la variabilidad genética que se ve ya desde el fenotipo
camada 50% del 2017, podemos ver la diversidad genética ya en el fenotipo de los hermanos
Publicado el

Herencia Canina: predecir desde la cuna el temperamento

Está claro que el medio tiene mucho que ver con el carácter de un perro, pero la herencia canina ocupa un lugar preponderante en este aspecto, y quien sostenga lo contrario no tiene idea del tema.

Herencia canina, ¿sucumbe ante el medio?. Si así lo crees, pregúntate:

¿Por qué a nadie se le ocurriría adiestrar un pointer para competencias de mondio ring en lugar de un belga malinois?

¿Por qué elegir un pointer para señalar perdices en lugar de un husky siberiano?

Si el medio lo fuera todo, veríamos campeones de mondio ring de todas las razas, incluyendo galgos y mestizos de lo que fuera. La realidad es que esas competencias las suelen ganar en primer lugar los malinois, luego le siguen algunos pastores holandeses y pastores alemanes sable, y punto. No veremos jamás un pointer en esas pistas, por más que pertenezca al mejor adiestrador de mondio del mundo.

Busca un pointer en la foto siguiente o en cualquier otra competencia de este tipo y lo comprobarás.

la herencia canina determina que una raza, y no otras, sean las adecuadas para cada finalidad

La herencia canina ocupa en los perros un espacio fundamental en el desarrollo posterior del comportamiento.

Es por eso que el criador serio sabe que debe seleccionar con gran criterio y descartar con completa frialdad a todo ejemplar que pueda transmitir características indeseables a las camadas.

Nosotros en Cabaña Remember White hemos castrado y regalado cualquier perro de las razas que criamos a lo largo de nuestra historia sin importar que se tratara de animales bellos según su raza.

Culpar al propietario por un perro lleno de defectos de temperamento, suele ser el camino corto de un mal criador para sacarse la responsabilidad de encima.

No decimos con esto que no haya factores ambientales, por supuesto que los hay y son de peso, pero cuando se cría con seriedad se puede predecir el comportamiento heredado de las camadas. Luego si se hacen las cosas muy mal durante la crianza es otra cosa, pero la base temperamental es la que sale del criadero y la selección que ha hecho.

Lo mismo sucede con un malinois de competencia, si su propietario es buen o mal adiestrador podrá conseguir muchas copas o solo últimos puestos, pero la calidad del material de base viene de la línea de selección del criador.

Cómo son los lobos?

Los lobos son de por sí equilibrados, como ya lo hemos dicho antes, porque no sobrevivirían de otro modo. Los perros, que llevan miles de año sin necesidad de ganarse la vida en la naturaleza, en muchos casos perdieron las condiciones de equilibrio natural, y es ahí donde el criador debe poner especial cuidado cuando monta sus líneas de perro lobo.

Publicado el

El camino del lobo al perro doméstico

Para entender mejor al perro lobo, hoy les regalamos un capítulo de nuestro libro próximo a editarse: El Perro Lobo Americano

El camino del lobo al perro doméstico

el perro lobo, o mal llamado lobo híbridoContrariamente a la idea popular, el trabajo que se hizo sobre el lobo hasta el perro no fue para suavizar su temperamento ni dulcificarlo, sino todo lo contrario.

Necesitábamos animales más agresivos, combativos, que se enfrenten a seres humanos y a sus congéneres, cosa que el lobo nunca haría.

Necesitábamos caninos para la guerra, para el combate con otras tribus o para combatir entre ellos por diversión, incluso para combatir con otros perros que pertenecieran al enemigo o con lobos que atacan a nuestro ganado y nuestras propiedades.

El lobo es …

El lobo es naturalmente prudente en estado salvaje. Nadie cura las heridas que se produzcan, estas se infectan y el animal muere ya sea por las infecciones o simplemente de hambre al no poder cazar.

El lobo ha desarrollado durante millones de años una gran capacidad para trabajar en grupos, aún en situaciones adversas, sin perder la calma ni la cohesión. Ha evolucionado para evitar los problemas.

Popularmente se ha pensado en el lobo como un animal agresivo y descontrolado pero es todo lo contrario, es un animal con un elevado control emocional. No podría ser de otra manera porque se extinguirían, ellos tienen que tener un equilibrio nervioso perfecto al punto de tener que llevarse bien con sus compañeros de cacería aunque fracasen una y otra vez en un intento luego de varios días sin comer, porque si en esas circunstancias se alterare su carácter y comenzaran a pelear entre ellos, las posibilidades de sobrevivir serían prácticamente nulas.

Si los seres humanos lográramos alcanzar ese autocontrol, podríamos conformar equipos deportivos imbatibles.

Imaginemos por un momento un equipo de fútbol que no se altere aún cuando no les salen las jugadas, cuando los intentos de gol rebotan en los palos una y otra vez. Incluso cuando por ese fallido gol están en riesgo sus trabajos, sus salarios. Cuando corren riesgo de perder su categoría dentro de la Federación Deportiva.

Si en esas condiciones fueran capaces de mantener la calma, la disciplina y la mentalidad fría, de perdonarse errores y no culpar ni a los compañeros, ni a la naturaleza, ni a cualquier otra circunstancia externa a cada uno de ellos.

Si pudieran tomar cada fallo del otro como un paso necesario para el aprendizaje, y los fallos propios del mismo modo.

Logrando todo eso, sin duda serían un equipo imbatible, y los lobos han desarrollado esa capacidad.

Los lobos sí pueden

Los lobos son capaces de eso y mucho más. En cada intento de cacería arriesgan su propia vida, por un lado porque pueden morir de una patada o cornada, y por otro lado porque corren el riesgo de morir de hambre si los fallos se repiten.

La comida de los lobos está viva, es activa, pensante y conoce las debilidades de los lobos. Los lobos con cada intento fallido han consumido la propia energía, con lo que hay menos fuerzas y por lo tanto menos posibilidades para la siguiente ocasión.

Cuando los lobos cazan llevan varios días sin comer, y sin embargo nada debe alterar su espíritu de equipo, aunque uno de ellos cometa un error que los lleve a perder la presa.

Por lo tanto el lobo es un animal naturalmente equilibrado, porque así ha evolucionado durante millones de años, los que no lograron ese equilibrio desaparecieron, se extinguieron de la faz de la tierra. Y los clanes que circunstancialmente pierden esa condición, mueren en poco tiempo, la naturaleza se encarga de seleccionar solo a los más aptos.

El lobo tiene un natural equilibrio entre el tiempo que pasa aprendiendo, el tiempo que pasa socializando, el tiempo que pasa cazando. Nosotros los humanos necesitábamos entonces un animal desequilibrado para dedicarlo al trabajo intensivo, ya sea un perro obsesivamente pastor, un perro de guerra, un perro combativo, etcétera.

La selección canina

Los perros fueron seleccionados en su origen para utilidades prácticas, no para la compañía. Cuando algo está equilibrado no tiene movimiento, es un sistema estable, y nosotros buscábamos animales que puedan trabajar todo el día con el mínimo descanso posible. ¿Alguien podría pensar en un lobo arrastrando un trineo durante todo el día como un loco sin saber a dónde va ni para qué?.

El lobo no era útil para ninguna tarea intensiva, y las razas caninas se desarrollaron para eso, para trabajar todo el tiempo intensamente sin pedir descanso ni recompensa, por una obsesiva compulsión hacia un determinado trabajo que se especializó hasta el extremo.

Unos se vuelven locos por cobrar una presa o pelota una y mil veces. Otros por arrastrar trineos hasta caer desfallecidos e incluso hasta la muerte por paro cardiaco. O por oler todo el tiempo el suelo. Y otros por morder un trapo aunque deban trepar techos arriesgando su vida para alcanzarlo, etc.

El problema se nos presentó cuando empezamos a usar los perros como animales de compañía y no de trabajo

Cientos de miles de pastores intensivos como los border collie viven en departamentos del centro de la ciudad donde nunca ven una oveja.

Cobradores compulsivos como los Retriever, seleccionados para traer los patos cazados desde un bote, es decir haciendo un gran esfuerzo de natación en aguas heladas, pasan largas horas en departamentos acumulando deseos de trabajar y grasas, debido a su tendencia a la obesidad a la que los hemos llevado con la finalidad de tolerar durante muchas horas las aguas frías.

De modo que, es cierto que hemos hecho un gran trabajo durante 15000 años tendiente a desarrollar animales de utilidad, pero esto nada tiene que ver con un perro de compañía cuya finalidad es mantener el equilibrio emocional para transmitírselo a su compañero humano.

El lobo no es de utilidad

El lobo no es un animal útil para el pastoreo. Ni para el ataque y la defensa. Tampoco para cobrar presas. O para trabajar en otro tipo de actividades intensas, pero es un animal absolutamente equilibrado porque así evolucionó, como dijimos, durante millones de años.

Es un animal de familia, que no conoce el rencor ni el orgullo que a los humanos nos lleva a guerras con otros clanes, el lobo sabe que hay un tiempo para cazar, otro para fallar porque el fallo es la herramienta del aprendizaje, otro para explorar, otro para acicalarse y para jugar, socializar, echarse calmadamente al sol y bostezar, mirar el horizonte sin prisas ni ansiedades.

Nosotros los humanos no podremos nunca en pocos años superar a la naturaleza en su sabiduría de selección, sin importar que a veces pensemos que podemos doblegar las leyes naturales.

El lobo está allí para recordarnos, como dijo el cacique Seattle en su famosa carta al presidente de los Estados Unidos, que el humano no ha creado el tejido de la vida, sino que solo es una hebra en él.

Consideraciones finales

Como en todos los ámbitos, siempre hay personas que llevan la contra a todo y es por eso que debemos aclarar algo que, aunque es obvio, resulta cuestionable por ese tipo de personas.

Este artículo no es una teoría, sino que se basa en hechos concretos e irrefutables, estos cinco puntos son los que tratamos:

  1. El lobo es naturalmente prudente en estado salvaje y evita las confrontaciones (esto no requiere un estudio científico que lo avale, cualquiera que sepa algo de lobos lo puede confirmar)
  2. El lobo tiene un autocontrol que los humanos desearíamos tener. Puede consultarse a un buen psicólogo o revisar trabajos de Desmond Morris entre otros si se duda de este aspecto, pero está claro que es una realidad que salta a la vista como que el humano tiene dos patas y el lobo cuatro. No obstante, si se duda de ello, hay trabajos al respecto desde fines de los 60’s como The Naked Ape.
  3. Los perros con finalidad de compañía comenzaron a criarse hace apenas un poco más de 100 años. Antes de eso solo se criaban para utilidad y hasta había impuestos separados para los de trabajo campesino (boyeros, control de plagas) y los de trabajo para los ricos y feudales (caza, guardia). Esto no es una teoría evolutiva sino historia reciente y documentada.
  4. Los perros de trabajo se seleccionaron de condiciones obsesivas compulsivas para los trabajos que realizan. Ningún lobo, y ningún animal natural, perseguiría una pelota hasta tropezar con su propia lengua, ni tiraría de un trineo sin saber a donde va hasta caer muerto de cansancio, ni acosaría presas como los pastores todo el día sin otro motivo que desgastarse físicamente, porque en a naturaleza la energía no es algo sobrante que deba dilapidarse sin motivos sino todo lo contrario.
  5. Los lobos cazan una vez cada varios días porque no comen a diario como los humanos, los perros de trabajo lo hacen obsesivamente todos los días 16 horas por día o más.

 

Está claro entonces que lo que exponemos en esta nota no es una teoría sino un hecho del que nadie debería dudar, porque no hay ningún punto que sea discutible u objeto de debate.
No se trata este artículo de una versión a cerca de cómo empezó la domesticación del perro, ni dónde ni quienes. Lo que se expone aquí son otros puntos, inobjetables y evidentes, que una vez sumados y analizados, arrojan el resultado de lo que cualquiera que conoce de lobos ya sabe: el lobo no fue dulcificado y serenado para convertirse en perro sino todo lo contrario.

Puedes enviar un mensaje en FB aquí

O enviarnos un whatsapp aquí

también tienes un formulario de contacto al pié de cada página en este sitio

ver porcentajes y tipos de perro lobo que criamos

Publicado el

40 años en el mundo de la psicología canina

Trabajando conjuntamente con A.E.P.E.C. (Asociación de Euskadi de Psicólogos y Educadores Caninos, España)


No somos un simple criadero de perro lobo

OrlandoEijo Internacional, es más que criadero de perro loboLa Cabaña Remember White no empezó su historia como criadero de perro lobo, sino trabajando con lobos para el desarrollo de metodologías y conocimiento en materia de psicología canina. Es así que avanzamos en sistemas de tratamiento para problemas de agresividad, trastornos obsesivos, ansiedad y otros en los perros domésticos, a partir de lo aprendido en las investigaciones con lobos.

En este video podremos ver una parte de los fundamentos:

Luego de analizar el video

Podemos ver uno de los métodos desarrollados por nuestra escuela de psicología canina para el tratamiento de problemas emocionales de los perros.

La sonoterapia, basada en los análisis espectrales de los aullidos, es usada para disminuir en los perros la influencia perjudicial del ladrido.

Puedes enviar un mensaje en FB aquí

O enviarnos un whatsapp aquí

también tienes un formulario de contacto al pié de cada página en este sitio

ver porcentajes y tipos de perro lobo que criamos